#VamosAcapulco... es por México

Siempre que me preguntan sobre mis recuerdos de cuando comencé a viajar, necesariamente tengo que volver a mi niñez, a mi padre… y sí, a Acapulco; ¿Quién de nosotros no tiene recuerdos así? Yo recuerdo perfectamente a mis papás metiendo a sus tres demonios al carro antes de la seis de mañana, en esos tiempos en los que llegar del Distrito Federal a Acapulco llevaba seis horas, ¡¡seis horas!! ¿Se imaginan tres niños hiperactivos sentados seis horas?



Recuerdo perfectamente a mi madre haciendo tortas, llevando jugos, frutas para que no nos detuviéramos en el camino y, además, incluía en su “aguar infantil” juegos, música y cuánta cosa se le ocurriera para mantenernos quietos… y sin pleitos, porque he de confesarles que en aquellos tiempos mi hermana y yo peleábamos cada milésima de segundo.

Recuerdo a mi papá poniendo música y haciéndonos cantar a los tres… nos recuerdo preguntando cada diez minutos “Apá ¿Ya casi llegamos?” Y recuerdo la emoción de los tres cuando comenzábamos a ver el paisaje tropical de la Bahía y a sentir ese olor a mar y el calor; al llegar lo único que nosotros queríamos era estar en el mar… son momentos que jamás olvidaré y creo que ninguno de los que tengamos la fortuna de tener un recuerdo así.

El pasado lunes 4 de febrero despertamos con la terrible noticia de una violación colectiva a 6 turistas españolas; las reacciones no se hicieron esperar en todos los medios y las declaraciones del Alcalde de Acapulco, el Licenciado Luis Walton, no ayudaron en nada… justo unos días después de que la Secretaria de Turismo anunciará el fortalecimiento de los lazos turísticos con España; pareciera que cuando las cosas no pueden ir más mal, entonces empiezan a ir peor.


Y, ahora, todos levantamos el dedo índice y culpamos a este destino de la imagen de México en el exterior; ahora el futuro turístico de nuestro país pende de un hilo por este hecho…Alto, alto, alto… Detengámonos un momento a pensar; te pido un momento para recordar…un momento para reflexionar.


Tan sólo unos días antes la Torre de PEMEX en el D.F. estallaba, en Tula hacían recuento de 5 personas desaparecidas durante enero; murieron 1104 personas en enero a manos del crimen organizado… y la lista podría seguir aquí Y EN EL MUNDO.

Un hecho tan lamentable como este no define un destino; NO DEFINE UN ESTADO; PERO SOBRE TODO, NO DEFINE UN PAÍS. Este no es un problema sólo de Guerrero, este es problema de un país, porque si se tratara de vetar a los estados con hechos criminales… no podríamos viajar a ningún lugar de este país ni del mundo.

Todos los Estados tienen que trabajar mucho al interior, mejorar sus vialidades, mejorar los accesos carreteros, las rutas aéreas, la seguridad… TODOS.

Este hecho no es un problema de Guerrero, es un problema de todos y la solución no está sólo en Guerrero la solución está en todos… ¿¿Cómo?? Sí, así como lo lees. Recordemos que nuestros gobernantes están para EJECUTAR, nosotros somos los que damos las ordenes… y también el ejemplo.

Tu que me lees, desde tu trinchera, desde tu lugar puedes hacer algo… DEBES hacer algo: la denuncia, decir no a la corrupción, levantar la voz cuando algo no está bien…. son solo algunas de las maneras en las que podemos HACER ALGO.

Si, existen historias terribles en nuestro país, muchas cosas tristes o malas o increíblemente absurdas en Guerrero Y EN MUCHAS PARTES TAMBIÉN  pero no por ello la vida entera de México se tiene que colapsar… porque siempre nos hemos tendido la mano en los peores momentos y festejamos juntos, también las grandes victorias ¿o no?


Sí, urge que sepamos lo que pasó en Acapulco, urge que veamos hechos limpios a favor de la seguridad, no solo de los turistas, también de los acapulqueños y que los culpables reciban su castigo; sí, si urge pero también urge que nos unamos por México, que denunciemos, que pongamos el ejemplo. QUE DIGAMOS NO A LA IMPUNIDAD

Acapulco fue el destino que nos dio a conocer a nivel internacional, es el destino donde jugué con mis hermanos siendo una escuincla; es el destino donde vi el mar por vez primera; es el destino donde me enamoré de un lanchero de ojos claros y piel morena cuando era una adolescente; es el destino donde decidí que mi última morada debía ser frente al mar; es el destino donde he visto los atardeceres más hermosos y he pedido mis deseos… ¿tu no?



Un Hashtagt no va a resolver los problemas de Acapulco, leí por ahí; y sí es verdad pero ese Hashtag nos recuerda porque Acapulco es nuestro paraíso y nos recuerda que juntos podemos hacerle ver al mundo que en México hay más gente buena que mala.
kat y yo presumiendo nuestro cariño

El miedo paraliza, y México no tiene tiempo para eso, así que #VamosAcapulco… POR MÉXICO



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte México